• Novedades
  • Prensa

Para fortalecer el tejido innovador

El pasado 6 de junio, en el Parque Científico y Tecnológico de Pando, se inauguró el edificio de Khem, un espacio de más de 300 metros2 de laboratorios para incubar empresas tecnológicas y 100 m2 de área de servicios.

Trescientos metros cuadrados distribuidos en cuatro pisos  es la dimensión que abarca el edificio de Khem, ubicado en el Parque Científico y Tecnológico de Pando (PCTP), donde está alojado el Instituto Polo Tecnológico de la Facultad de Química de la Udelar, y que ahora también contará con la primeraincubadora de empresas de base tecnológica de Uruguay en el interior del país. A esta superficie para la instalación de nuevas empresas se suman  100 m2 de área de servicios en el primer piso del edificio contiguo, que han sido remodeladas y modernizadas para ofrecer espacios para reuniones y videoconferencias, a los emprendedores incubados.

Inaugurado el pasado viernes 6 de junio, Khem busca promover empresas que generen productos o servicios innovadores afines a las áreas de trabajo del IPTP, como por ejemplo, alimentación y nutrición, biotecnología, bioanalítica, biofarmacia, química fina, nanotecnología y medio ambiente.

Esta iniciativa es llevada adelante por el  Instituto Polo Tecnológico de Pando de la Facultad de Química de la UDELAR, en alianza con la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII) con el apoyo de la Unión Europea (UE) en el marco de un proyecto coordinado por la Agencia Uruguaya de Cooperación Internacional (AUCI). La administración de la incubadora la realiza el Parque Científico y Tecnológico de Pando (PCTP).

El edificio Khem alberga plataformas puestas "al servicio de la gente que quiere emprender", señaló el día de la inauguración el decano de la Facultad de Química, Dr. Eduardo Manta, quien destacó el trabajo de la UdelaR en el desarrollo productivo y científico del país, al tiempo que mencionó la labor mancomunada con el PCTP y la UE para generar espacios que propicien la innovación en conjunto. Un modelo que, explicó Manta, está trasladándose a otras zonas del país, como parte de la política de descentralización de la UdelaR.

Por su parte, el representante de la ANII, Dr. Omar Macadar, destacó el espíritu empresarial nacional a potenciar. “Este conjunto que arma la Facultad de Química y la Universidad de la República tendiendo a apoyar a las industrias tecnológicas da propulsión al futuro y mucha esperanza”.

A su vez, el director del Instituto Polo Tecnológico de Pando y presidente del Parque Científico y Tecnológico de Pando, Dr. Fernando Amestoy, en su discurso hizo énfasis en la asociación sinérgica que producen el gobierno, la academia y la empresa, aludiendo a que el PCTP es “el motor que hace girar la hélice, que las ideas se transformen en acción”.  

Para la Jefa de la Unidad de Coordinación Geográfica para América Latina y el Caribe de la Dirección de Desarrollo y Cooperación de la Unión Euro-pea, Henriette Geiger, Khem representa la evolución que está viviendo en Uruguay el sector de la innovación, la ciencia y la tecnología.

“En esta nueva fase del programa apuntamos a incrementar la capacidad de desarrollo, de conocimiento científico y tecnológico de Uruguay y a vincularlo con el desarrollo productivo y social”. Una tendencia que, según aclara Geiger, promueve y consolida la asociación de la academia y la empresa en áreas clave del plan estratégico nacional de ciencia, tecnología e innovación.

 

Por último, en el cierre de la jornada y con una mirada optimista al futuro del Uruguay, el ministro de Industria, Energía y Minería, Roberto Kreimerman, destacó que la iniciativa acompasa las tendencias mundiales de incrementar la cantidad de servicios inteligentes dentro de las cadenas de valor, de darle importancia a la alta tecnología en las ganancias de productividad de aquellos países que determinan sus riquezas, y reforzar a las pequeñas y medianas empresas, aspectos que podrán traducirse, explica el jerarca, “en brindar más servicios y más tecnología a la producción y más apoyo a la pequeña y mediana empresa”.

 

Cooperación inteligente

La Unión Europea, primero a través del programa Innova y ahora a través del “Contrato de Apoyo a las Políticas de Innovación y Cohesión Territorial”, que cuenta con un aporte de 11 millones de euros,  ha venido apoyando los esfuerzos de Uruguay para mejorar la calidad de vida de los uruguayos, contribuyendo  a consolidar el proceso de desarrollo económico y social con equidad, a través del apoyo a las políticas de ciencia, tecnología e innovación. Es importante destacar que en la etapa anterior, el apoyo de la Unión Europea – y de otras instituciones -  posibilitó la concresión del edificio CEIBO, en el Parque Científico y Tecnológico de Pando,  con una contribución de 800 mil euros.